Hoy se celebra la primera reunión de trabajo del nuevo proyecto europeo, BIGOSINT - “Contrarrestar la Trata de Seres Humanos mediante el análisis de Big Data y de Inteligencia de Fuentes Abiertas (OSINT)”, proyecto financiado por el Fondo Interior de Seguridad – Policía, de la Comisión Europea y en el que participa la Fundación Euroárabe junto a tres socios más, Alemania e Italia.

El proyecto europeo BIGOSINT nace con el cometido de  enfrentar los nuevos desafíos y las nuevas formas que se vienen dando en la explotación de la Trata de Seres Humanos. 

El Informe GLOTIP 2020 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC en sus siglas en inglés) destaca que el uso de internet se ha integrado en el modelo de trata de personas, facilitando el acceso a un mayor número de víctimas y a su captación, permitiendo a su vez el anonimato de los perpetradores y especuladores y la opacidad de las transacciones financieras que realizan. 

BIGOSINT se presenta como una extensión del proyecto europeo  UNCHAINED, en el que también trabaja la Fundación Euroárabe desde el pasado año.  En este nuevo proyecto se plantea como objetivo desarrollar y testar herramientas avanzadas, basadas en la inteligencia artificial , que permita mejorar las investigaciones existentes sobre la trata de seres humanos a través de internet, centrándose en los diversos roles que desempeña el entorno cibernético en la cadena de la Trata.

BIGOSINT combina la Inteligencia de Fuentes Abiertas (OSINT en sus siglas en inglés) y el análisis de las transacciones de criptomonedas con la plataforma FAST, un software de investigación de enfoque policial, basado en inteligencia y destinado a facilitar que los perpetradores comparezcan ante la Justicia con el fin de alejar a las víctimas de los tratantes de manera.

Mediante el uso de estas herramientas, los equipos interinstitucionales que luchan contra la Trata, con supervisión judicial, podrán detectar de un modo dinámico los mercados y redes online, recabar pruebas digitales periciales respetuosas con los derechos humanos así como compartir información y elaborar contramedidas legales aprovechando la cooperación público-privada.

Según el informe GLOTIP 2020 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito

Las víctimas de trata son el objetivo cuando se encuentran en situación de vulnerabilidad y la recesión económica que supone el COVID-19 hace que existan más personas que se enfrentan a este riesgo.

Las víctimas femeninas siguen estando especialmente afectadas por la trata de personas. En 2018, por cada 10 víctimas detectadas en el mundo, unas cinco eran mujeres adultas y dos eran niñas. Alrededor de un tercio del total de las víctimas detectadas eran menores, tanto niñas (19%) como niños (15%), mientras que el 20% eran adultos.

Los traficantes se dirigen a víctimas en situación de marginalidad o que se encuentran en circunstancias difíciles. Las personas migrantes indocumentadas y aquellas que necesitan desesperadamente un empleo también son vulnerables a este tipo de prácticas, sobre todo a la trata cuya finalidad son los trabajos forzados.

En cuanto a la delicuencia que trafica con menores, sus víctimas procedentes de hogares extremadamente pobres, de familias desestructuradas o que se encuentran en situación de abandono sin el cuidado de sus progenitores. En aquellos países que cuentan con más bajos ingresos, los menores representan la mitad de las víctimas detectadas y son traficadas principalmente para trabajos forzados (46%). En los países de ingresos más altos, los niños y niñas son principalmente víctimas de la trata con fines de explotación sexual, la delincuencia forzada o la mendicidad. 

El proyecto BIGOSINT reúne a cuatro organizaciones de tres países europeos, la Fiscalia del Tribunal Ordinario de Trento (Italia), coordinador del proyecto; Agenfor International (Italia); la Facultad de Administración Pública de Bremen (Alemania)  y la Fundación Euroárabe (España). 

Más información sobre el proyecto BIGOSINT en: 

https://projects.fundea.org/comienza-el-proyecto-bigosint

Partagez-le