Os traemos este libro-catálogo “Cuadernos para la Paz. De Libia a Granada” para que os suméis con nosotros y con nosotras al proyecto nacido a finales de 2017 bajo el paraguas de la exposición que el artista libio Matug Aborawi trajo a Granada, a nuestra sede de la Fundación Euroárabe.

En esta misma página, en 'DESCARGAS', te pudes bajar el libro-catálogo digital que hemos preparado a modo de resumen, recogiendo muchas de las aportaciones que nos han ido llegado a lo largo de estos meses en este proyecto que, organizado por la Fundación Euroárabe con el patrocinio del Ayuntamiento de Granada, ha contado con la colaboración y el apoyo de organizaciones, instituciones y personas que a titulo personal han contribuido a que fuera posible.

--- Para poder ver bien este libro y poder descargarte los distintos documentos y videos que el libro presenta, una vez abierto tienes que darle a la pestaña "Abrir con un visor difrerente"

Esperamos que te guste !!

La intención de este proyecto fue clara, informar, formar y sensibilizar sobre la realidad de las personas migrantes y  refugiadas y la peregrinación suicida que realizan a lo largo de meses, años, para ponerse a salvo de los conflictos armados y la pobreza extrema que asola sus regiones.  

Para ello nos apoyamos en la obra de Aborawi. Él nos habló en primera persona a través de sus cuadernos de pinturas y sus obras de mediano y gran formato, de la sin razón de las guerras que provocan tanto sufrimiento, desarraigo y muertes. Pero también nos habló de la fuerza y el color de la vida y la amistad, de la grandeza de la solidaridad y la importancia del saber y querer conocer las realidades que nos permiten  generar acciones de cambio y mejorar con ello este mundo.

Desde la Euroárabe planificamos distintas actuaciones que llevamos a cabo en los meses de diciembre (2017) y enero (2018) configurando un programa donde el denominador común fue el arte (de la pintura, de la música, de la palabra, del audiovisual, de la comunicación...) y el pegamento la gente con sus relatos y sus ganas de reivindicar acciones y espacios dignos donde convivir en paz.

Muchas personas se subieron al tren de esta propuesta y fueron ubicándose en sus distintos vagones. Las hubo que subieron al vagón de la palabra, donde se diseñaron debates para reconocer los problemas y debatir sobre las posibles soluciones e implicaciones. Otro vagón se llenó de pintura, música y danza que llegadas de distintos países se sumaron a las de Granada. También el vagón del séptimo arte fue importante, al traer ese relato audiovisual que abre ventanas desde las que te salpica un Mediterráneo que llora a toda la buena gente que cobija en sus profundidades.

Este tren y sus ilustres pasajeras y pasajeros se puso en marcha el 20 de diciembre de 2017, en el acto público que celebramos en la plaza del Ayuntamiento de Granada, con la participación de más de 80 personas de 20 países de los cinco continentes.

De lo que paso y lo que se hizo en ese tiempo os dejamos AQUÍ algunos retazos, esperando que lo disfrutéis tanto como nosotras, como nosotros lo hicimos.

¡Compartelo!